COMUNICADO – 12 de noviembre de 2019

Leer el informe completo.
Report in English
Rapporto in italiano

Italia está exportando docenas de miles de armas de alto poder a fuerzas en México implicadas en violaciones de los derechos humanos, corrupción, y violencia, revela un informe de un equipo binacional.

En los últimos 12 años, Italia ha sido el segundo exportador de armas no-militares, rifles y municiones a México. En promedio, entre 2007 y 2018, las empresas italianas han vendido y entregado diez mil pistolas y revólveres y mil cien rifles al mercado mexicano cada año. México ha sido el segundo mayor cliente latinoamericano de armas militares producidas en Italia.

Las policías que atacaron y desaparecieron a los 43 estudiantes de Ayotzinapa en 2014, en el estado sureño de Guerrero, estaban armadas con rifles de asalto de Beretta. “No es posible que los fabricantes de armas sigan sin reconocer el daño que han hecho a nuestros hijos y a nuestra población”, dijo Antonio Tizapa, padre de uno de los 43 estudiantes. “Esperemos que las compañías fabricantes no sigan vendiendo armas a México, porque con ellas mismas nos están desapareciendo”.

El grupo Beretta ha dominado la venta de armas militares a México (con un valor de 50 millones de Euros desde 2007), tanto como ser una empresa importante en el mercado armas civiles. Todas las marcas y fábricas de Beretta han contribuido al flujo de armas, incluyendo a Beretta, Benelli, Stoeger, y Sako, que son fabricadas en Italia, Finlandia, Turquía, y los Estados Unidos.

En México, las armas italianas entran al mercado por el ejército mexicano, lo cual comercializa las armas a personal militar, policías estatales y municipales, e individuos. Más de 20.000 armas han sido robadas o extraviadas de policías desde 2006, con muchas terminando en manos del crimen organizado.

“La exportación de armas italianas y la falta de controles de usos finales están regando gasolina al fuego de la violencia en México”, dijo Carlo Tombola del Observatorio de Armas (Osservatorio Permanente Armi Leggere , OPAL). “Italia debe suspender su exportación de armas a México”, afirmó.

La Posición Común Europea declara que la licencia para exportar armas debe negarse cuando “exista un riesgo manifiesto de que la tecnología o el equipo militar que se vayan a exportar puedan utilizarse con fines de represión interna”. Es el caso especialmente en países donde se hayan graves violaciones de los derechos humanos. El informe encuentra que los usuarios finales de armas importadas a menudo son policías que han cometido violaciones documentadas de derechos humanos o han coludido con grupos criminales organizados.

Los datos e información recopilados por OPAL y Stop U.S. Arms to Mexico se presenta en Como Italia alimenta la conflagración en México, un informe publicado simultáneamente en tres idiomas (italiano, español, e inglés).

Para mayor información y para tomar acción:

John Lindsay-Poland, +1 510 282 8983
Stop U.S. Arms to Mexico: www.stopusarmstomexico.org/espanol

Carlo Tombola, +39 349 6751366
Observatorio Permanente de Armas Ligeras y Políticas de Seguridad (Osservatorio Permanente Armi Leggere e Politiche di Sicurezza) – Brescia: www.opalbrescia.org

Close Menu