• Post Author:
  • Post Category:Espanol

VERÓNICA DÍAZ, Milenio

El cada vez más constante uso del fusil Barret en México ha demostrado que su contrabando y presencia en México ha resultado incontrolable para las autoridades mexicanas, pues no logran impedir su circulación. Por tanto, se han visto en la necesidad de repeler los ataques con esta arma o en su defecto se han limitado a asegurarlo en sus operativos.

MILENIO ha dado cuenta que durante 2019 fueron asegurados en promedio hasta seis Barretts por mes, en operativos de las fuerzas armadas contra el crimen organizado. Más de 66 por ciento fue incautado en Tamaulipas, territorio de Los Zetas y el cártel del Golfo.

El fusil Barrett calibre .50 fue parte del armamento utilizado por el cártel de Sinaloa para liberar a Ovidio Guzmán el pasado 17 de octubre en Culiacán. Las imágenes de los ataques armados para liberar al hijo de El Chapo muestran a una persona tirada pecho tierra y dispara una Barrett desde un estacionamiento.

Los inicios del fusil Barret

Fabricada por la empresa estadunidense, Barrett Firearms Company, el arma surgió en los 80, fue adoptada por el ejército sueco en 1989 y fue protagonista en la guerra del Golfo. Ha probado tal eficacia y poderío que hoy más de 70 agencias de seguridad del mundo la utilizan.

Por su alto poder es capaz de perforar blindajes de tanques de guerra, aviones militares e incluso se lograría derribar un helicóptero en manos de un excelente francotirador.

Su aparición pública fue con el operativo Rápido y Furioso y desde entonces se ha perfilado como el arma predilecta del cártel de Sinaloa, pues fue una pieza del parque hallado en la casa de seguridad de Los Mochis, Sinaloa, donde se ocultaba y de donde se escapó El Chapo, antes de ser aprehendido por última vez.

Más del tema… https://www.milenio.com/policia/fusil-barret-arma-ataco-omar-garcia-harfuch-cdmx