Veinticuatro Congresistas enviaron una carta al Secretario del Estado Mike Pompeo en marzo, llamando por controles de la exportación de armas a México y otros países para evitar que lleguen a manos de corporaciones que violan los derechos humanos o a la delincuencia organizada.

Liderados por los Representantes Raúl Grijalva de Arizona y Alan Lowenthal de California, los Congresistas manifestaron su preocupación acerca la administración de Trump “promueve agresivamente la exportación de armas estadounidenses sin sistemas adecuados para rastrear a los usuarios finales, continúe resultando en transferencias a México que sirvan para armar a fuerzas de seguridad que tienen lazos con organizaciones criminales o que han cometido graves violaciones a los derechos humanos.”

“Le pedimos implementar sistemas de rastreo que sean exhaustivos y transparentes, y que aseguren que dichas armas no terminarán siendo robadas, extraviadas o puestas en manos no autorizadas; y solicitamos información acerca de las exportaciones actuales,” dijeron.

Los Congresistas plantearon datos concretos, incluyendo que “la policía local que atacó y desapareció a 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa en septiembre de 2014 fue armada con rifles AR-6530 provistos por Colt Defense Industries.” Manifestaron su preocupación además “de que una licencia de exportación otorgada a la empresa de armas Sig Sauer para vender el valor de $266 millones en armas de fuego a la Marina Mexicana, expedida por el Departamento de Estado en 2015, sirva para reforzar el nuevo y expandido papel de los militares en la aplicación de la ley civil, o que pueda resultar en dar armamento a unidades policiacas o militares que están coludidas con el crimen organizado y que han cometido graves abusos.”

Se puede consultar la carta completa y lista de firmantes aquí.

La carta original en inglés está aquí.

 

Close Menu