Hernán Gómez Bruera
El Universal, 7 de noviembre de 2019

La más reciente novela de Mario Vargas Llosa, Tiempos Recios, relata los pormenores del golpe de estado a Jacobo Árbenz, gestado en Guatemala en 1954. Allí se explica cómo la poderosa United Fruit Company cabildeó activamente para forzar la salida de un presidente que había terminado con sus privilegios. Para lograrlo, instalaron en pleno macartismo la versión de que aquella administración estaba infiltrada por comunistas que representaban un peligro para EU.

La historia viene a cuento hoy, después de observar las reacciones en distintos sectores estadunidenses frente a la espantosa tragedia de la familia LeBarón, precisamente porque ilustra la manera en que se puede construir una narrativa para justificar ante la opinión pública estrategias o decisiones favorables a ciertos intereses.

Leer más.

Close Menu