English version.

San Francisco, California – La organización pro-derechos humanos Global Exchange y su proyecto Alto a las Armas de Estados Unidos a México aplauden la presentación en el Congreso en Washington de dos propuestas claves que, si llegan a implementarse, reducirían la violencia devastadora en México. La prohibición de armas de asalto, propuesta por la Senadora Dianne Feinstein de California y la propuesta bi-partidaria de revisión universal de antecedentes para compras de armas de fuego (H.R. 8) refrenarían el flujo ilegal de armas a México. Esas armas son empleadas en un número creciente de homicidios, desapariciones forzadas, extorsión, trata humana, y violación tanto de migrantes de Centroamérica como de residentes de México.

“La renovación por parte del gobierno federal de la prohibición de armas de asalto y el requisito para que toda compra de arma de fuego pase por una revisión de antecedentes, si se aprueban e implementan, serán críticos para parar la sangre y la delincuencia tanto en México como en los Estados Unidos,” dijo John Lindsay-Poland, director del proyecto Alto a las Armas de Estados Unidos a México. Datos divulgados por la Secretaría Defensa Nacional (SEDENA) de México indican que las autoridades han recuperado por lo menos 12.000 armas de asalto en escenas de crimen en México desde 2006.

Un estudio de la Universidad de California en Los Ángeles de rastreos de armas encontró que la aplicación en estados de EUA de múltiples leyes para prevenir la violencia de armas de fuego – el requisito para revisión de antecedentes para compras de armas, restricciones en la venta de armas de asalto, y limitaciones en ventas múltiples de armas en un corto tiempo – reduce de manera sustancial el tráfico de armas desde Estados Unidos a México. Otro estudio de investigadores de la Universidad de Nueva York encontró que la expiración de la prohibición de armas de asalto en 2004 se condujo de cientos de muertos adicionales con armas de fuego en el norte de México, independiente de los conflictos entre los carteles de drogas.

Setenta por ciento de las armas de fuego recuperadas en México y rastreadas fueron comprados en Estados Unidos, según cifras del Buró de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego de Estados Unidos, y México sufrió 23.672 homicidios con armas de fuego en 2018, más que en cualquier año anterior. (Estados Unidos tuvo menos de 14.000 homicidios con armas de fuego en 2018.)

“El fácil acceso a las armas de fuego, especialmente las armas de asalto que son la opción preferida de las organizaciones criminales, está subiendo ritmo de la violencia y los homicidios en México tanto como en sus vecinos al sur – creando condiciones que quiebran las familias y las comunidades y empujan la gente hacía el flujo migratorio,” dijo Ted Lewis, director para derechos humanos de Global Exchange.

Global Exchange insta a miembros del público que pidan que sus representantes en el Congreso firmen para co-auspiciar al H.R. 8 (revisión universal de antecedentes) y S. 66 (prohibición de armas de asalto). Pueden comunicar con el personal de los Congresistas al llamar, 202-224-3121, y pedir por el nombre del Representante o Senador(a).

Foto: Marcha por Nuestras Vidas, marzo de 2018. Getty Images.

Leave a Reply

Close Menu